Lo Peor y lo Mejor de Géminis

Lo Peor y lo Mejor de Géminis - geminishoroscopo.com
Nada en la vida es absoluto. El símbolo del Yin y Yang es la representación más gráfica de que hay siempre un elemento bueno en lo malo y viceversa. El signo de Géminis no se salva de esta condición.

Lo mejor de Géminis.
Comunicación: les encanta conversar, conocer gente nueva y darse a conocer. No llegarás a nada con un Géminis con el que no te dediques a hablar un buen rato. Es un signo muy mental, todo pasa por su cabeza y no deja que sus impulsos e instintos pasen por encima de su lógica. Se comunican de forma muy fluida, ya sea a través de palabras como con sus gestos y su cuerpo. Es imposible que guarden secretos, ni propios ni ajenos, ya que todo lo que está en su interior tiene la tendencia de salir al exterior.

Simpatía: sociabilizan con personas que apenas conocen y lo hacen con la naturalidad que usamos para dirigirnos a aquellos que conocemos de toda la vida. Resultan muy amigables y agradables, y es muy posible que después de un rato de conversación con ellos tengamos la impresión de que son nuestros íntimos amigos.

Versatilidad: esta es la característica por excelencia del signo y ninguno de sus nativos se escapa a ella; pueden hacer cosas muy diferentes y combinarlas a la perfección. Les gusta mucho diversificarse, ya que esto los hace sentir dúctiles, flexibles y creativos. Por más que sean profesionales en un área, siempre buscarán satisfacer a su otro gemelo y hacer algo diferente. ¿Has visto alguna vez a un médico chef? En Géminis es muy común que ocurra este tipo de combinaciones.

Lo peor de Géminis.
Dualidad: los gemelos tienen dos caras, pero no necesariamente son falsos o mentirosos, sino que reside en ellos la característica contraria que los hace resaltar... o también que los hace se repelidos. Por ejemplo, son muy alegres, pero también tienen una veta de amargura que no dejará de salir a la luz en algún momento para empañar su felicidad. Del mismo modo, cuando vemos algo malo en ellos, no debemos tomarlo en serio, ya que hay una pizca del elemento contrario.

Cambios drásticos de opinión: es muy común que hoy estén convencidos de algo y que en una semana opinen totalmente lo contrario. Este comportamiento tiende a desestabilizar a quienes comparten su vida con el hijo de los gemelos. No tienen reparo en generar desconcierto en los demás, ya que probablemente ni recuerden haber sido tan categóricos al defender algo que hoy atacan.

Infidelidad: quienes forman pareja con un Géminis y se cargan de ilusión proyectando una familia juntos, debe estar preparado para que toda esa esperanza termine zanjada después de la primera infidelidad. Lo cierto es que estos nativos encuentran muy difícil mantener el interés vivo en una misma persona sin que la tentación de estar con otra se haga presente. Debido a su poca determinación, cuando la oportunidad de servirse de una variación amorosa aparece, su voluntad flaquea y los problemas dicen presente.

Te puede interesar

Tus Comentarios

Privacidad